Títulos de La Bicha 04 12 2017 Entre tortura, diálogos de sordos y peladera de bolas sobreviven los venezolanos

El capitán de navío José Ramón Boston Silva, esbirro de Ramo Verde, ha instaurado un pranato en el que utiliza al personal civil detenido en el Centro Nacional de Procesados Militares, Cenapromil, para violar de manera flagrante los derechos del personal militar, preso por insurgir contra el régimen.

Los calificados como presos políticos son aislados del resto de la población penal, se les niega hasta la luz del Sol, Boston Silva, el pran de Ramo Verde, permite en horas de la noche el acceso a personal de Digecim para que apliquen torturas…

Mientras tanto en República Dominicana ni se ocupan de nombrar a la resistencia, ni a los torturados, presos, ni torturadores, ni a los muertos, por las protestas y por pensar diferente, ni los ubican en su paisaje…

Eso sí, los conversadores de República Dominicana se acordarán y tendrán consenso en eso de aprobar el endeudamiento, que necesita el régimen como drogadicto en síndrome de abstención, porque requiere la aprobación de la Asamblea Nacional para tener dinero fresco… y la alcahueta oposición, lo necesita para que sus financistas tengan oxígeno, porque el gobierno de Trump y la Unión Europea, esos malucos, los sancionó y les ahorcó el pescuezo con los bonos de deuda, soberanos y petroleros.

A pesar de ser un delito penado en Venezuela, en La Comisión Interamericana de DDHH y en la Corte Penal Internacional, las torturas se practican sin compasión también en las sedes del Sebín, no solo en el helicoide o en la plaza Venezuela, sino en el interior, donde todos los presos políticos son torturados.

Me explico: en la nocturnidad, con las luces apagadas escogen a uno o a varios, entran los torturan ellos gritan y los demás se mantienen despiertos, presas de pánico, porque no saben si les tocará  de seguidas… cuando finalice la tortura del de la celda de al lado, “No se dan cuenta de que cuando torturan a los demás nos torturan a todos”, dijo un preso político que desconoce, quizás por el síndrome de Estocolmo que torturando con nocturnidad y selectivamente hacen economía de esfuerzo.

Pues, los esbirros se fajan a torturar a uno o a dos o a tres, mientras que los demás presos, la mayoría se sienten torturados y con esfuerzo físico mínimo por parte del carcelero…

Entre escoceses, langostas y embustes mientras tanto, en República Dominicana post escarceos y arañazos en los cachetes, el régimen y su cohabitadora oposición dicen no estar de acuerdo en el acuerdo a pesar de que Julio Borges es el nuevo mejor amigo de Maduro y lo invita a conversar en Miraflores a lo que su nuevo alto pana le responde que no… que la oposición sentó al régimen.

Y como si no estuviera pasando nada, hay un brote de escabiosis, sigue la epidemia de difteria, el paludismo mata a niños y ancianos en Bolívar y dejó de ser una enfermedad rural, Jorge Rodríguez aplica el delito de lesa humanidad denominado apartheid porque según sumercé, “para acceder a medicinas el enfermo en Venezuela, debe poseer el carnet de la patria”, Maduro se niega al canal humanitario porque “no somos mendigos de nadie”, y su familia aboga por clemencia del juez Crotty, en Nueva york para sus narcosobrinos, en el Municipio Sucre del Estado Miranda habrá candidato unitario, como la gran solución a todos los problemas, pues Enrique Mendoza ganó ampliamente la encuesta. Mañana a las 10 am será el acto de proclamación… ¿Así o más demencial?

Y al mismo tiempo, según el notable economista y amigo,     El legado del socialismo en Venezuela es: 1.-Hiperinflación. 2.-Depresión económica. 3.-Escasez. 4.-Déficit Fiscal. 5.-Nefastos Controles. 6.-Expropiaciones, confiscaciones. 7.-Desequilibrios macroeconómicos. 8.-Pérdida poder adquisitivo. Modelo arcaico y primitivo.

Y para mi, que no se nada de economía, la peladera de bolas generalizada es uno de los jinetes de la Apocalipsis o más bien, los pasos perfectos para aplicar la “política de tierra arrasada” que definió y dictó Fidel Castro el 2002 a su enamorado, Hugo Chávez.

En la actualidad estamos en la aplicación de la fase final, planificada, el Holomodor, política de exterminio instaurada en varias partes del mundo sojuzgado por el comunismo, con mucho éxito de millones de seres humanos y animales muertos de hambre y mengua para ponerlos rodilla en tierra, y que en mi patria, es aplicada por cubanos y malos venezolanos con precisión de relojero suizo. ¿Sobreviviremos? ¿Insurgiremos?

Lic. Berenice Gómez Velásquez
Periodista
“La Bicha y La Cuaima”, 11 am,
lunes a viernes,
Radio Sensación 830AM
www.tururutururu.com
@Berenicegomez52
@tururunes Instagram:

@berenicegomez.52

 

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Carta pública a Alí Rodríguez Araque, por Eddie Ramirez

Dr. Alí Rodríguez Araque: Doctor Rodríguez, a 15 años del paro cívico convocado por todos los partidos de oposición agrupados en la Coordinadora Democrática, la...