Tres robleros

La verdad es que este pueblo ha visto caerse los imperios y monarquías de a poquito ante los ojos de quienes no creyeron nunca que se vendrían al suelo los cimientos de la democracia. Es que han sido muchos años de compartir el poder entre monarquías y principados que perduraron por los siglos de los siglos.

Esa ha sido la jugada y el reparto de canicas ha sido de un lado para otro y viceversa, donde solo los familiares más cercanos han ocupado espacios de gobierno, tanto en la Gobernación como en la Alcaldía. Pero los robleros despertaron hace rato para ver de cerca la conchupancia traducida a la práctica, pues es que da tristeza que los mismos tipejos cosechen en el conuco de la democracia.

Por esa razón, se pone interesante la lucha por las diputaciones cuando tres robleros son de nuevo aspirantes a la AN y solo uno tiene opción, pues es evidente que las inasistencias marcaron su huella en una cruz de cenizas que la gente le puso en la frente, a quienes traicionaron al pueblo con su ausencia reiterada en la AN.

De eso se trata, de poner las cartas sobre la mesa para que el propio pueblo no vaya a equivocarse al dar su voto de confianza a quienes no supieron responder, con actuaciones decorosas su paso por la AN, pues de manera continuada los diputados perdieron sus espacios en la casa de las leyes.

Estos tres candidatos opciones robleras son evaluados por la gente que impondrá la ley en las primarias para dar una lección de honestidad a quienes traicionaron al pueblo que le dio los votos en el pasado. Al Hijo de Papá no le vemos ningún chance aunque algunas encuestas forjadas lo asomen como “favorito” aún con sus ausencias prolongadas a la AN y su mudez de siempre, ya que no haber defendido a Nueva Esparta se le cobrará con creces a un candidato que va empujado a las primarias, por obligación de político y para complacer a Papá.

A este no le vemos chance porque no tiene partido, y su tiempo se acabó muy pronto como político por su prepotencia, mal humor y cero humildad que si le agregamos el número excesivo de inasistencias reiteradas a la AN lo terminan uniendo a la muerte política del partido Copei y sus consecuencias electorales.

Al ex Alcalde no lo vemos chance por este circuito y aunque se habla de una monarquía municipal, eso no es suficiente para repetir y a eso hay que agregarle que del Infierno Rojo (Circuito 1) se esfumó para siempre y, ni una foto mandó para que la gente le viera el rostro alguna vez. Solo dejó promesas y cuadres, pero no le dio la cara a la gente nunca y eso es un hándicap contrario para sus aspiraciones.

Y al siquiatra roblero lo avala su paso por la AN como constituyentista donde dejó saldo positivo en las fichas almacenadas en la casa de las leyes, razón por la cual aspira con fuerzas y tiene gran opción de coronar en un circuito que se volvió polvo porque el Hijo de Papá nunca asistió a su trabajo. Esa pelea es pareja entre tres robleros que aspiran contra las razones del tiempo.

manuelavila1Manuel Avila

@enciclica

Comentarios: