Una propuesta para salir de nuestra crisis

Para los siguientes destinatarios (no en orden protocolar, el cual desconozco)

Sr. Jesús Torrealba y demás directores de la Mesa de Unidad democrática, MUD
Sr. Leopoldo López
Sra. María Corina Machado
Sr. Antonio Ledezma
Sr. Diego Arria
Sr. Henrique Capriles R.
Señores Representantes de la Conferencia Episcopal Venezolana
Sr. Presidente de FedeCámaras
Sr. Presidente del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios, CONSECOMERCIO
Sres. Presidentes de los Colegios profesionales y de las Sociedades de Maestros venezolanos
Sres. Representantes del Movimiento estudiantil venezolano
Sres. Representantes de las Asociaciones de Vecinos
Sres. Representantes de los medios independientes de Comunicación
Sres. Directivos del Frente institucional Militar
Sres. Directivos de los Sindicatos Laborales venezolanos
Sr. Enrique Aristeguieta Gramcko. Miembro de la Junta Patriótica de Enero 1958
Y otros representantes de sectores de la Sociedad Civil venezolana que pueda haber olvidado en esta enumeración.
Apreciados compatriotas:
En vista de los recientes comunicados de importantes líderes quienes adversan al régimen vemos que, al fin, hay intentos serios de acercamiento para trabajar juntos por un país libre y democrático y se comienzan a plantear alternativas para salir cuanto antes de esta horrorosa crisis que ya todos advertimos como sistémica: social, económica, política y moral. Por ello me permito agregar a sus discusiones esta breve propuesta, la cual he venido planteando por cierto tiempo, ahora con un pronunciado sentido de urgencia, dada la galopante descomposición de la situación nacional.
1. La premisa básica de esta propuesta es que el régimen poiítico actual ha sido claramente rebasado por los acontecimientos y debe ser reemplazado sin demoras, en aras de la salvación nacional
2. La vía para lograrlo es la estructuración inmediata de un Gran Frente Nacional Pro-Democracia, el cual incluya los sectores de oposición ya existentes como la MUD, además de las sociedades profesionales, los empresarios, estudiantes , sindicatos y demás organizaciones nacionales que hoy no se encuentran unificados en un frente común.
3. Este Gran frente Nacional deberá ser convocado de inmediato por un grupo de venezolanos destacados que representen la mayoría de estos sectores, incluyendo a personas como Jesús Torrealba, Leopoldo López, María Corina Machado, Antonio Ledezma, Diego Arria, Henrique Capriles, los presidentes de las Asociaciones y Colegios profesionales tales como el de Ingenieros, de Abogados, de Médicos, de Periodistas , el presidente de FedeCámaras, los representantes estudiantiles, los militares en retiro, los sindicatos mayores del país y la representación de la poderosa voz de la iglesia venezolana. Una persona que simboliza el espíritu del 23 de Enero, Enrique Aristeguieta Gramcko, debería – quizás – ser quien presida, por su prestigio histórico, la convocatoria para conformar este Gran Frente Nacional.
4. Este Gran Frente Nacional debiera llamar a una marcha unitaria del país y, si fuera necesario, a una huelga general indefinida, a fin de exigir los siguientes pasos mínimos e inmediatos:
· La libertad de los presos políticos y el regreso de los exiliados
· La renuncia de Nicolás Maduro, del vicepresidente y el gabinete ejecutivo en pleno
· La conformación de un gobierno de transición presidido por un triunvirato donde figuren un miembro del gobierno actual acompañado de dos miembros del Gran Frente Nacional, el cual llamaría a elecciones presidenciales dentro de los próximos 12 meses y se encargaría de tomar las medidas de emergencia de naturaleza económica, política y social que se requerirán para enfrentar la crisis sistémica que enfrenta el país. Ninguno de los tres miembros seleccionados para integrar el triunvirato sería elegible para ser candidato presidencial.
Durante ese año, el gobierno de transición se comprometería a llevar a cabo las tareas urgentes de recuperación nacional, a recuperar la confianza de los inversionistas privados nacionales y extranjeros en el país y de preparar las elecciones que deberán llevarse a cabo
· Durante la transición se llevarán a cabo las medidas necesarias para estructurar poderes públicos de acuerdo a la constitución y se tomarán medidas preliminares inaplazables para sanear las empresas del Estado
· Las acciones del gobierno de transición deberán estar orientadas a superar la crisis, para lo cual se tendrán que aplicar las medidas administrativas y financieras correctivas que sean necesarias, según recomendación de expertos internacionales y venezolanos, trabajando en equipo.
No es mi intención, ni está en mi capacidad, establecer un programa detallado de recuperación nacional. Para ello existe suficiente talento en Venezuela. Dejo, por lo tanto, esta propuesta, a los niveles macro de implantación, confiado en que la inmensa mayoría de los venezolanos desea ver a Venezuela de nuevo en la Comunidad de Naciones civilizadas del planeta y está de acuerdo en que las únicas vía válidas para el progreso son la educación, el trabajo y la solidaridad nacional.
Ello significa:
· No más atajos,
· No más Mesías,
· No más exclusiones.
· Que cada quien desempeñe la labor para la cual está capacitado.
Compatriotas: caminemos juntos. Honremos la memoria de quienes han muerto por restituirle a Venezuela la democracia y la libertad.

antoniosanchezAntonio Sánchez García

@sangarccs

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

José Luis Centeno S. (@jolcesal) Vicios de la fiscal prófuga (I) + FOTOS

En la persecución, política, no penal, cual cacería, montada a Luisa Ortega Díaz y Germán Ferrer, de la misma categoría de las ordenadas por ella,...