Uno caminando y otro desfilando

...mientras el otro va en carroza...

El inicio de la campaña electoral para las elecciones presidenciales del siete de octubre, no hizo otra cosa que corroborar  la estrategia que marcará la agenda del candidato del oficialismo que pretende eternizarse en el poder,  dedicándose a utilizar el sistema de medios públicos al servicio de sus aspiraciones y el de los inmensos recursos de los cuales dispone, disfrazados de colaboraciones de un día de salario y unas que otras rifas para ocultar la verdadera fuente de esos ingresos que todo el mundo sabe de dónde salen.

 Se trata de dos formas de presentarse ante el pueblo de Venezuela que está clamando por un cambio en la manera de conducir los destinos del país que a lo largo de casi catorce años de la mal llamada revolución bolivariana, los venezolanos han visto esfumarse, sin mayores resultados que las dádivas a las que quieren acostumbrarnos, sin generar fuentes de trabajo estable, servicios públicos eficientes, y condiciones favorables para estimular el desarrollo y el progreso, a pesar de la  descomunal montaña de miles de millones de dólares que han ingresado al país por concepto del aumento de los precios del petróleo.

 Por un lado,  hay un candidato elegido de la  manera más democrática en unas elecciones primarias que no salió del capricho enfermizo de un individuo, sino de la decisión de más de tres millones de venezolanos que participaron en las elecciones del recientemente pasado doce de febrero.

  Se trata de un candidato que tiene un programa de gobierno que ofrecernos ante estos años de promesas incumplidas y de desastre revolucionario, en los cuales ha crecido exorbitantemente la deuda pública externa del país, han desmejorados los servicios públicos más fundamentales como son los casos de la energía eléctrica, vialidad, seguridad, el agua potable, entre otros.

 Un candidato que le está diciendo a los venezolanos que hay un camino para salir de la crisis mediante la puesta en marcha de un gobierno que en primer lugar devuelva al país la institucionalidad perdida durante estos años de regresión en los cuales los principales Poderes del país, que son los que le dan sustento al sistema democrático, han estado bajo la tutela exclusiva del jefe de la robolucion.

 Un gobierno que se dedique a atender primero los problemas del país y no los de otras naciones, lo cual no niega el hecho que podamos ayudar a países amigos, pero primero son las necesidades del pueblo venezolano. No se pude ayudar a tapar las goteras del vecino, cuando en nuestra propia casa hay una regadera en el techo.

 En pocas palabras, tenemos un candidato que anda recorriendo el país, casa por casa, lleno de vitalidad y juventud, con excelentes ideas para gobernar y deslastrado de ideologías perniciosas como la comunista que niegan la democracia y los más elementales derechos humanos.

 Por el otro lado, un candidato que se niega a dar un debate  utilizando los más absurdos y descalificativos  epítetos, que utiliza su investidura y condición de gobernante para atropellar e intimidar, abusando con el uso de cuerpos militares e impidiendo el libre y equilibrado desenvolvimiento de campaña y la promoción del candidato y próximo presidente Henrique Capriles, tal y como sucedió el día de inicio de campaña, cuando apostaron unidades del ejército, en varios puntos de la carretera que conduce de Maracaibo a El Mojan en el Municipio Mara del Estado Zulia, con la clara intención de impedir la llegada del candidato al sitio previsto para su alocución.

Hechos como estos, contra un venezolano a carta cabal,  probado en las lides administrativas en su paso por la Cámara de Diputados del antiguo Congreso Nacional, como Alcalde del Municipio Baruta y como Gobernador del Estado Miranda, cargos que ha conducido con éxito y le dan el aval necesario para garantizar que triunfará en el ejercicio de la primera magistratura del país, no impedirán el respaldo que darán los venezolanos en las urnas electorales el siete de octubre cuando elijan multitudinariamente a Henrique Capriles como nuevo Presidente de la República.

Alfredo Osorio U/Diputada/Pte. Un Nuevo Tiempo Zulia

Alfredoosorio_1@hotmail.com,alfredo.osorio53@gmail.com


Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Manuel Malaver Duque y Maduro frente a frente a partir del lunes

Serán incalculables las consecuencias de la decisión de los colombianos de elegir hoy como presidente constitucional al candidato del “Centro Democrático”, Iván Duque, y no solo...