Vacas sagradas (II)

“La corrupción lleva infinitos disfraces” dijo Frank Herbert y eso se pega con la idea de evitar tocar las Vacas Sagradas con el pétalo de una rosa que era una afrenta a la sociedad venezolana porque aquí se tejieron crinejas de lo prohibido para que nadie osara revisar las cuentas bancarias, las propiedades internacionales y los tesoros acumulados por la permanencia en el poder. De esa forma los encumbrados políticos prehistóricos hicieron lo que le dio la gana en una sociedad hipertrofiada por las conchupancias vegetativas que formaron parte de la locura del poder. Así las Vacas Sagradas navegaron en una barca de oro que los escoltaba y otra que llevaba los sacos llenos del oro del pueblo, pues es evidente que nunca soñaron que alguna autoridad terrenal los pusiera al escarnio público por los negociados realizados por debajo de las hojas.

Es que las vacas sagradas saldrán de sus madrigueras para exhibir ante el país sus riquezas mal habidas y para que explicaran la procedencia de sus riquezas y los negocios realizados con sus mafias internas. Empezó la tembladera que pone en tres y dos la historia mal escrita que habla de dioses con los pies de barro. Y la gente ni se da cuenta porque andan distraídos en asuntos de la sobrevivencia que si bien son importantes para la vida de los pueblos, resultan minúsculos ante la idea de exhibir los dineros del pueblo en manos de quienes ocuparon el poder por los siglos de los siglos. Desde que Carlos Andrés Pérez fue juzgado por el Fiscal General Ramón Escobar Salom no se veía en este país una sacudida que expusiera ante la gente los rostros de las vacas sagradas con su mirada de culpabilidad evidente. Es que esas investigaciones deben hacerse no solo para quienes han estado en el poder casi medio siglo, sino que deben realizarse las investigaciones a los más nuevos en el poder y que por supuesto tienen riquezas acumuladas que la gente conoce y critica porque esos son los dineros del pueblo.

No basta con mantener el copete alzado para exhibir una moral y una transparencia que solo justifican los bandidos sin alma que apuestan al regreso al poder, pero que la mayoría de los hombres de esta sociedad saben de los desmanes cometidos en la administración pública por los dueños del poder eterno. Con tantas aberraciones cometidas en la administración pública no quedan dudas que la misma sociedad sabe juzgar a los bandidos sin alma que lucen inmaculados ante la gente y juegan al gárgaro en el manejo de los presupuestos de las instituciones. Es que tarde ha llegado la ley que debe enjuiciar a tirios y troyanos para poner al escarnio a quienes se dan golpes de pecho frente a la sociedad y cuando están en sus funciones destruyen el futuro de los pueblos.

Nadie osaba tocar el lomo de una sola vaca sagrada de esas que todavía mugen como si fuesen reliquias de museo y estandarte de la moralidad. Pero no engañan a nadie porque la ostentación, las propiedades y los dominios de negocios grandes son la evidencia que la estafa contra el pueblo se hizo por milenios. Pero llegará el día de la entrega de cuentas y de que las instituciones escarben en las cuentas dolarizadas y revisen las cadenas de inversiones que forman parte de negociados realizados ante las narices de la misma gente. Es que de la noche a la mañana se muestren riquezas inmensas que nunca un ciudadano acumula con sueldo de la administración pública venezolana. Ningún político con rango menor llena sus busacas de colores y solo con jugadas escondidas realizadas en los conciliábulos políticos se llenan las alforjas de los privilegiados administradores públicos. Por eso nadie se extraña que se realicen interpelaciones y que se escarbe más allá de lo insondable para mostrarle a la gente los errores históricos de las vacas sagradas de la gobernabilidad. Vienen sorpresas y se habla de jugadas atropelladas que pondrán tras las rejas a los enemigos de la cosa pública, pues una aberración que hablen de transparencia y hagan una apología de la moralidad pichones de políticos sin futuro, pues la corrupción comienza cuando la transparencia termina.

manuel avilaManuel Avila

@enciclica

 

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Venezuela Política/MP/Hermann Escarrá: de defensor de Boliburgueses a legalista represor

(Tomado del Blog Venezuela Política/Maibort Petit/MIÉRCOLES, 11 DE ABRIL DE 2018)A continuación presentamos unos documentos escritos del puño y letra del abogado constitucionalista, Hermann Escarrá, en...