Visión panorámica

Después de las elecciones primarias se decanta el panorama político regional y más allá de creer en las palabras huecas que lanzó “el hijo de papá” en el acto de la Unidad Regional, empiezó la lucha interna por el poder regional.

Y que no crean que la monarquía roblera trabajará para la unidad, sino que hará sus esfuerzos para buscar de nuevo el poder. A partir de ahí, podemos comenzar a analizar la visión política de cara al futuro y donde en el Circuito 1 no le será nada fácil a Orlando Avila con 6 mil votos, pasarle por encima a las fuerzas del chavismo en el Infierno Rojo, donde con 6 alcaldes rojos y la mitad del Municipio Marcano.

Esa es una contienda compleja para la MUD, que si bien es cierto quiere imponer a un candidato caraqueño en tierras margariteñas, no tienen los arrestos para recuperar los afectos de unos municipios que fueron abandonados a su suerte por el diputado del circuito.

Y en el Circuito 2 la vaina se pone sabrosa, con la presencia de Dinorah Villasmil de Mata, que es una candidata que se las trae y le dará la pelea de tú a tú a Jony Rahal, que sabe muy bien que la esposa del gobernador Mata Figueroa no es una pieza tan fácil como “el hijo de papá”.

No quedan dudas que será una lucha sin cuartel, y donde muchos ciudadanos deshojaran las barajitas para ver por quién sufragar. Es evidente que este es un municipio donde la población electoral ha beneficiado siempre a la oposición, con tres alcaldes en Mariño, Maneiro y Arismendi, pero los tiempos han cambiado y aún con el rechazo que tiene el gobierno de Maduro a nivel nacional, con la crisis económica y la escasez, no puede la oposición desconocer la calidad de la rival que saben es capaz de subir cuestas bien altas y tiene la fuerza del gobierno regional para empujar duro contra la tradición política de estos tres municipios.

Es que si vamos a los números de las elecciones de alcaldes en Arismendi se estrechó la brecha y mister Richard Fermín ganó con apenas 400 votos a un candidato que no era la mejor ficha del PSUV, en Mariño Alfredo Díaz ganó a Dante Rivas por 6 mil votos, en Maneiro la diferencia fue por cinco mil votos y en García ganó Cruz Lairet con muchos votos de ventaja.

Esos números son un indicativo que la vaina estará dura. Pero si bien es cierto el gobierno tiene un rechazo fuerte, no quedan dudas que el ciudadano de este país cambió su forma de elegir, y ya no se van de trola para votar por quien diga la oposición que suma apenas el 14% y no supera abiertamente al 59% que tiene la sociedad civil venezolana.

De eso parece no darse cuenta la mafia de la MUD que se agarró el 100% de los candidatos lista y el 80% de los candidatos de los circuitos y eso ha sido visto como una aberración por los ciudadanos que no aceptan imposiciones de nadie.

Solo queda esperar la guerra a muerte en dos circuitos duros para un bando y el otro, pero que será lo que lleven los grupos a las barriadas, a los pueblos y a las urbanizaciones lo que decidirá la suerte de este proceso.

Qué no crea la oposición que ya tienen amarrado 4 de cinco diputados en la región, porque no es fácil en tiempos cuando mono no carga a su hijo. Así que la vaina esta buena y hay que jugar las mejores cartas.

manuelavila2Manuel Avila

@enciclica

Comentarios: