Wilfredo Mora La Enfermedad de Chávez

la enfermedad de chavezLa enfermedad del hombre que tuvo en Venezuela  el poder de mover montañas, de cambiar su geografía, de lo más vale menos, y de lo menos, vale más,  intentó también  el  cambio de sexo del país, transformándolo en comuna  castro comunista, la enfermedad de este hombre, no quedó reducida a su muerte muy mal explicada, ahogada en intrigas y  misterios, para instigosos investigadores forenses, quienes no coinciden ni en la hora ni en el lugar del deceso, de un cadáver con paradero desconocido, han declarado que su tumba es una gran mentira, igual a  su legado, el socialismo, se ha trocado en plaga y peste, secta, y cruzada antimperiasita, anticapitalista, castro comunista, restauradora de socialismo para los pobres,  capitalismo de sus dirigentes, que almuerzan en París y desayunan en Roma y van de shopping a Nueva York, montada sobre las primeras reservas de petróleo y gas del mundo y también sobre la incertidumbre y los inauditables vicios de su gestión de 18 años que han traído al país a un paradero desconocido, lo más parecido a una situación de rehenes por parte de una clase dirigente que bien podrían llamarse los Doce del Patíbulo por el prontuario criminal al cual están asociados.

La Enfermedad de Chávez, debe ser muy bién estudiada y va más allá de su corte rapaz de pelo, sus lloricosos discursos de despedida, la enfermedad de Chávez debe ser analizada en su dimensión demencial y delirante, según la cual,  a un país se le puede dar de comer con conucos verticales urbanos, y las ganancias invertirlas en crear una estación satelital venezolana que nos haga ver como país potencia. Sobre esta enfermedad demencial está montada la nueva asamblea constituyente territorial sectorial y comunal, donde los conucos escolares, son la más fiel expresión de la enfermedad de Chávez, donde lo menos vale más, y donde lo más, vale menos.

Solo de esta manera se puede explicar, cómo a un país sin ningún plan alimentario, ni de salud, se le ocurra, poner dos satélites a orbitar la tierra, o por ejemplo, se quiera sanar a un país de sus enfermedades con médicos cubanos metidos en los barrios, solo porque suena hermoso, romántico, un médico de cabecera, en cada quebrada, nunca supo el hombre atacado por los delirios de grandeza, que existe algo llamado economía, iniciativa privada, respeto por lo ajeno, gente preparada para hacer aportes, de que hay otros que quieren al país tanto o más que él, incapaces de entregarlo como él lo hizo a los cubanos que nos vienen a dar clases de nacionalismo.

 El Delirio de que la Riqueza Petrolera permite gastar sin invertir, además de robar, y enseñarles a la nueva generación nacida de estos dirigentes revolucionarios,  que es posible que el hijo de gobernadores como Carneiro, se vaya  de Luna de Miel a Dubai, mientras el país entucado está, en los basureros, buscando comida entre los escombros, para no mencionar otras basuritas

 Esta fue y es  la enfermedad de Chávez, la que lo mató y ahora está matando el país,  y lo peor, no fue tanto que nadie sabe ni cuándo ni cómo murió, nunca tuvo la debida asistencia, tal como ocurre hoy con el país , que no tiene medicina, que no tiene comida, y todo proviene de ese país llamado Cuba, lleno de brujos, santeros, que no dan explicación de nada, porque como Chávez, todo se reduce a un folclorismo tropical donde nos bajamos del desarrollo, para volver a la resistencia indígena y andar en guayucos.

La Enfermedad de Chávez fue precozmente anunciada por sus mismos lisonjeros de su entorno, no encontraron mejor explicación de que Chávez los tiene locos. Pues no se equivocaron, Chávez estaba loco, los volvió loco a ellos, y ahora volvieron loco al país con este Asamblea Constituyente Sectorial Territorial Comunal Castrista, donde no hay concepto de desarrollo sino está montada sobre la Riqueza Petrolera y ningún concepto de economía, producción, sino la involución de que los estudiantes del INCE hacen los zapatos que necesita el país, los estudiantes hacen mermeladas, mientras los soldados montan y ensamblan los rifles AKG de diseño ruso.

 Esta es la Enfermedad de Chávez de la cual nunca se quiso hablar y que se ha trocado en un Gobierno Demencial y Delirante producto de tener las mayores reservas de petróleo y gas del mundo.                                           Wilfredo Mora

wilfredo mora

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Sujetos armados sometieron y robaron al hermano de Jesse Chacón en Prados del Este

El Cooperante | 16 noviembre, 2018/Caracas.- En horas de la noche de este miércoles, sujetos armados sometieron a Arné Stevenson Chacón, expresidente del Banco Real y hermano...