Yasmin Velasco @1Yasminvelasco/Antonio Ledezma: Ese caudal de venezolanos que está desperdigado por el mundo retornará al compás de un “Vuelvan Caras” 

Antonio Ledezma acaba de recién finalizar una nueva gira cuya última visita fue Bogotá en Colombia. En esta ciudad asistió a la toma posesión de Iván Duque, como presidente y compartió sus ideales con la comunidad venezolana, allí asentada donde estuvo presente un grupo de políticos venidos de Venezuela y otros exilados en tierra neogranadina, además sostuvo otros encuentros calificados por el líder político de claves.

El objetivo de Ledezma, desde que protagonizó una fuga transfronteriza a Colombia en noviembre de 2017, como él mismo se ha encargado de difundir es  “repensar y diseñar esa nueva Venezuela, la Venezuela del futuro una vez salga del poder Nicolás Maduro”.

Para ello, el ex Alcalde de Caracas  echó mano y analizó el principal recurso con el que aun cuenta el  país: El Petróleo, actualmente  dilapidado según múltiples estudios y denuncias. Así inicio esta entrevista:

YV: El Presidente Nicolás Maduro dice que la caída de los precios del petróleo afecto sus planes de gobierno ¿Qué opinión le merece?

AL: -Eso no es cierto, la crisis financiera, con su inmenso hueco deficitario, la devaluación incontrolada, el desabastecimiento y el gasto parasitario, estaban a la vista antes de que se precipitara en caída libre la cotización del crudo.

-Es ese modelo cavernícola,-prosiguió respondiendo Ledezma,-  y el desmantelamiento de las instituciones, el arrase del estado de derecho lo que ha ocasionado esta catástrofe generalizada. Bastan como prueba las confesiones a destiempo del “gurú economicista de la revolución”, el ex ministro Giordani, quien relató como comprometieron las finanzas públicas de forma impúdica, para apalancar gastos incontrolados en tiempos de campañas electorales.

El desbalance de gastos tiene su epicentro en varios factores, enumera Ledezma:

-1)El relajo como forma de administrar las finanzas públicas: sin controles, ni rendición de cuentas, sin planes articulados, con un Banco Central politizado,

-2) La regaladera del petróleo,

-3)Los petrodólares como instrumento de colonizar gobiernos que estuvieron votando en la OEA. Por ejemplo, avalando los desmanes de la camarilla madurista, y

-4)El desmantelamiento de Pdvsa y su correlativa disminución de la producción.

YV: Pero el Presidente Maduro dice que esto es consecuencia del sabotaje  ¿Qué comentario le merece ?

– Anuncios –

AL: Otra gran mentira… La tragedia comenzó después que Chávez despidió más de 22 mil técnicos, que ahora están esparcidos por todo el mundo. Por eso, entre otras razones, no hay mantenimiento de las instalaciones, como las refinerías que trabajan muy por debajo de su capacidad de producción. Los costos de producción son los más altos, con una escandalosa nómina que supera los 130 mil empleados.

-Además,-prosiguió diciendo Antonio Ledezma,- han espantado a empresas que antes eran garantías de exploración y explotación, porque donde no hay seguridad jurídica y se modifican antojadizamente las reglas del juego. Las inversiones huyen. Sin embargo, más de la mitad de lo poco que se produce hoy en Venezuela, es gracias a las empresas privadas extranjeras.

YV: Entonces ¿Qué se hará para atender ese panorama?

AL: -Lo primero es renegociar la deuda pública. Ya hay trazos que ayudarán a caminar con buen pie en ese sentido. Eso permitirá conseguir fondos frescos que rayan en US $80 mil millones y donaciones contra planes específicos de gobiernos solidarios, con la causa humanitaria venezolana. Hay otros capitales… como los que habrá que repatriar y los que será necesario y posible rescatar.

YV: ¿Cuándo dice “los capitales a rescatar” cómo se hará ese proceso y en cuánto tiempo?

AL: -Son los fondos relacionados con negocios sucios, los robos con operaciones fraudulentas, con los bonos, notas estructuradas, dólares preferenciales, compras fantasmas o con sobreprecios. Esos dineros hay que seguir detectándolos y rescatarlos, para financiar los planes de reconstrucción del país. Nada más con rescatar lo que está en Andorra y en Suiza, se financiaría un plan de rescate agrícola y pecuario.

YV: ¿Y eso se pagará con petróleo?

AL:-¿Cual petróleo? ya  he dicho que la producción está en su peor momento histórico, que Pdvsa está también doblada y agobiada por una pesada deuda, que no hay recursos financieros para reactivar los miles de pozos que están fuera de servicio, tampoco para rehacer las instalaciones de las refinerías, ni para cumplir planes de exploración, para nada,-respondió y agregó Ledezma:

-Hay que instalar una Agencia Nacional de Hidrocarburos, que organice la reconstrucción de nuestro plantel de hidrocarburos. Será indispensable atraer capital privado foráneo y criollo, con nuevas leyes, o reformas puntuales a las vigentes, que hagan atractivo el negocio y que inspiren confianza a los inversionistas.

-¡Pero algo hay que tener claro, ya no será el petróleo la herramienta única para impulsar los planes de desarrollo económico y social de Venezuela! hay que reinventarse y apelar a las capacidades humanas para generar riquezas, ahí jugará un rol de primer orden el talento humano, los conocimientos, la ciencia y la tecnología.

YV: Pero eso no se hace de la noche a la mañana y el pueblo requiere de acciones urgentes y  concretas: alimentos. servicios públicos, salud…

AL: Eso sí es cierto… lo primero es usar los recursos financieros que se tramiten, para garantizar una masiva importación de materia prima que permita reactivar el aparato productivo del país.

-También hacer puentes aéreos y circuitos por tierra y mar que hagan posible traer alimentos, medicinas y repuestos esenciales para que atendamos la emergencia humanitaria.

-Eso será posible convirtiendo cada escuela, cada templo religioso, las sedes de gremios, instalaciones deportivas y culturales, en centros de acopio y distribución de esos bienes, que lleguen a todos los sectores, sin discriminaciones odiosas. Además de una política de subsidios universales mientras pasamos la página de esta historia negra.

YV: ¿Y van a depender de los alimentos que otros países manden?

AL:-No, eso jamás, no seremos un país parásito, -expresó Ledezma,- pero es una responsabilidad y un acto de honestidad admitir que estamos quebrados y que requerimos de ese auxilio circunstancial. También hay planes para rehacer nuestros predios productivos, y volver a cosechar arroz, maíz, sorgo, caña de azúcar, plátano, café, tubérculos, leguminosas, también criar ganado de doble propósito, con buenas razas como lo han sido la raza Limonero en Zulia y la raza Carora en Lara.

Hay que recuperar esas más de 6 millones de hectáreas que están ociosas, darle a los agricultores y a ganaderos sus títulos de propiedad, hacer un censo confiable, que los gobiernos apoyen esa actividad garantizando la colocación de semillas certificadas, los pesticidas, los fertilizantes, la maquinaria agrícola con empresas de servicios, los créditos oportunos, una política de precios justos, una buena vialidad, centros de almacenamiento y de distribución de los rubros, una red de embalses y sistemas de riego, una política seria de seguridad para enfrentar las bandas delictivas. Si esa agenda se cumple vamos a poder sembrar y cosechar en Venezuela en abundancia.

YV: ¿Y en materia de salud que propone?

AL: -Sin una adecuada alimentación, como ya le referí ningún pueblo es saludable. La prioridad es equipar los centros de salud con ayuda internacional para detener las endemias como la malaria, el sarampión, la difteria y la desnutrición de nuestro pueblo. Luego activar desde los centros de estudios y tecnológicos los medicamentos genéricos para la población de escasos recursos económicos.

YV: ¿Ud. no está siendo exageradamente optimista?

AL: Para nada, soy optimista racional, -respondió Ledezma,- veo el futuro haciendo realizables estas ideas en este presente, porque Venezuela es más grande que cualquiera de las dificultades que hoy nos acecha. Por eso cuando me preguntan ¿Venezuela tiene futuro?, respondo:

-Venezuela es el futuro. Todo ese caudal de venezolanos que están ahora desperdigados por el mundo van a retornar al compás de “un ¡Vuelvan caras!” al país, y los harán con conocimientos a granel, con iniciativas que adaptarán a nuestras realidades.

Esos millones de venezolanos están fortaleciendo sus conocimientos, porque forman parte de un plan de becas autofinanciados. Con ellos, sumados a las destrezas y disposición de trabajo de los que están resistiendo adentro, se crearán los polos productores de fármacos, de fertilizantes, se echarán las bases de una industria metal mecánica pujante, se explotarán nuestras ventajas comparativas en el turismo para ser competitivos en el Caribe y ofrecer servicios a todo el mundo.

Para Antonio Ledezma, otra gran preocupación que hay que resolver cuanto antes es el esquema cambiario, cuyas decisiones por parte del régimen, lo que han hecho es oscurecer aún más el panorama.

En consecuencia, considera que se impone erradicar de una vez por todas el arcaico método de controles de cambio y de precios.

Propone: “Hay que hacer reformas comerciales, un tipo de arancel que no supere el 8 % y una política impositiva que no frene las inversiones, con un IVA que no rebase el 10%.

La base de todo esto será la gobernabilidad, la estabilidad política, la seguridad jurídica y el respeto cabal a los príncipes vertebrales de nuestra Constitución” A lo que debe sumarse  una gran dosis de moralidad con gente dispuesta a trabajar, a contribuir con sus sacrificios a rehacer el tejido ético y cívico de la República donde se deje en el pasado la reelección presidencial, se recomponga el parlamento con sus dos cámaras, libertad de prensa y opinión, entre otros puntos de apoyo.

Ledezma enfatizó que lo importante es que cada día se cuenta con más apoyo de los distintos gobiernos del mundo ya que impera el tema Venezuela, una triste realidad que está golpeando a otras naciones.

Lic. Yasmin Velazco

@1Yasminvelasco

Bogotá, Colombia.

 

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Anónimo 50 reglas de oro de nuestro día a día ¡Vamos a colocarlas a prueba!

      1. Nunca saludes dándole la mano a ninguna persona sin ponerte de pie. 2. Cuida tu salud. 3. Si te confían un...