YO SOY CULPABLE ¿Y TU?    

Un saludo amigo(a), me inspira escribir este artículo el hecho que hay personas que me atacan cuando escribo algo y les incomoda a algunos comunicadores sociales que les envío los artículos y pareciera no interesarles difundir opiniones que no sean las suyas. Pues si hablamos de mi culpabilidad, asumo que insurgí el 4F contra la democracia y el hilo constitucional, por lo cual estuve preso 2 años y 8 días en la Policía Militar en Fuerte Tiuna y en la cárcel “Cuartel San Carlos” al lado del TSJ y el Panteón Nacional. Quizás no cumplí los años de cárcel que me correspondían por el delito que cometí, pues fue sobreseída la causa por disposición del presidente Caldera el 12Febrero94. En 1999 como Senador me aparté de Chávez por principios éticos y morales y por no avalar que nuestro país se convirtiera en el “Mar de la felicidad cubano”.

Pero… ¿cuántos más tienen culpa del desarrollo de esta situación? Hay muchos políticos haciendo jugadas calculadoras sin importarles los niveles de destrucción al que han llevado al país estos canallas, una buena parte de los militares vendieron su dignidad por ostentar un cargo público o por las prebendas que les brindan sus cargos, algunos comunicadores sociales con su falso patriotismo y cuidando intereses particulares dejan de trasmitir la veracidad de los hechos, hay comerciantes y empresarios que se casaron con el régimen para mantener sus riquezas, y en la misma sociedad… véanse en el espejo y busquen culpables quienes tienen familiares militares y no les exigen el cumplimiento de sus deberes patrios, quienes disfrutan de cargos de gobierno, contratos, créditos o quienes se hacen los desentendidos y tienen familiares o amigos que se han enriquecido con los dineros públicos.

Yo creo que si nos ponemos a buscar culpables…podríamos aplicar la expresión de nuestro señor Jesucristo: “Quien esté libre de culpa, que lance la primera piedra”. Es momento de dejar de buscar culpables y deponer actitudes para lograr unidad, organización y estrategias con el ánimo de recuperar las libertades constitucionales. Esos tres aspectos mencionados no solo hasta recuperar el gobierno, sino hasta más allá; pasaremos años reconstruyendo al país, elevando la moral del pueblo, reinstitucionalizando las instituciones, recuperando PDVSA, su producción y distribución de su riqueza, estableciendo seguridad personal y jurídica, promoviendo pleno empleo, convocando a empresarios nacionales y extranjeros a invertir en el país; en pocas palabras, reconstruyendo el desastre que este régimen ha dejado en estos 16 años. En este esfuerzo es indispensable la reconciliación nacional y establecer las bases de un nuevo Pacto Social que involucre a TODOS los venezolanos, y no solo los incorpore, sino que nos sintamos representados y satisfechos. Con ello lograremos la paz necesaria para avanzar en la instalación del bienestar y el progreso para todos los venezolanos. Si se puede.

carlos guyonCarlos Guyón Celis

Comentarios: