Yo votaré a mucha honra y que mi nombre quede en una lista

El 19 de enero los empleados del Ministerio de Salud casi se caen con un soponcio. “alguien” entró, se robó un CPU, un pendrive y un celular que uno de los trabajadores había vendido a una compañera. Más allá del hecho delictivo estaba lo que contenía el CPU y el pendrive: la cifra de mortalidad de los venezolanos, respaldada por cada uno de los certificados de defunción que llegan día a día a esa oficina robada ubicada en el piso 3 de la Torre Sur del CSB. ¡Fin de mundo! En las puertas de un año electoral resulta sospechoso que algo inédito como esto ocurra, sobre todo cuando ahora sólo quedaría una copia actualizada de ese archivo en el CNE… ¡creen ellos! porque copias de los datos andan como por ahí.

Es que si aparentemente sólo el CNE tiene semejante archivo, te repito, la data de los muertos… entonces, en teoría el gobierno puede poner a votar en las elecciones a quienes ellos quieran. Ya el “adalid de los electores libresoberanos” Ezequiel Zamora Conde está en cuenta de lo sucedido y, por cierto, puso a Diego Arria en conocimiento de que él tiene el EP a disposición de su comando de campaña… gracias a un chavista asqueado y avariento.

Y este amigo de Pdvsa me envía este texto, que forma parte del caso que tiene un tribunal federal del imperio mesmo, por cobro de comisiones (peajes, tolos, coimas) para altos empleados de PDVAS por más de US $38 millones…no tiene desperdicio:

“Bicha, luego de leer el expediente (caliente) abierto contra Juan Montes, he quedado asombrado y deseo resaltar algunas cosas:

1. Juan Montes de alguna forma tuvo todo el poder para el manejo de los dineros estafados.

2. Estuvo trabajando en PDVSA hasta Agosto 2010. A quién reportaba.

3. En el libelo mencionan varias veces que no solo era Juan Montes quien recibía dinero por la facilitación de las transferencias, sino que otros ejecutivos de PDVSA recibían comisiones.

4. Illarramendi estuvo manejando bajo el esquema Ponzi, dinero de los fondos de PDVSA desde noviembre 2006.

5. En todas las acusaciones por cada una de las transferencias Juan Montes alegó el uso de la Quinta Enmienda.

6. El Comité de Inversiones de PDVSA es mencionado varias veces y posiblemente todavía existan personas dentro del mismo que puedan estar involucradas con lo de Juan Montes.

7. Los especialistas del Comité de Inversiones supongo que son los técnicos que usa APJ-PDV para analizar y recomendar sobre las inversiones, y serían los que tendrían que revisar el documento que se le desea entregar a PDVSA y APJ-PDV.

8. Esto de Juan Montes levantará un tremendo escándalo nuevamente sobre el caso Illarramendi y sobre PDVSA, habida cuenta que JM si era funcionario de PDVSA hasta hace poco.

9. En razón de lo expuesto y de lo que habrán podido digerir sobre el libelo que adjunto de nuevo, sugiero que:

A. Se entregue el documento cuanto antes a PDVSA y APJ-PDV.

B. Que se reúna el CENAJIP de emergencia para que analicen el libelo sobre Juan Montes.

C. Otro actor diferente a Illarramendi salió a la palestra: Maurice Beracha

Saludos”.

Y aquí te va un texto de mi colega César Batiz, que no tiene pérdida queda por entender qué nexos tienen estos personajes con RRamírez…

“Moris Beracha: El empresario de los vínculos peligrosos

Viernes 21 de Mayo 2011

Por César Batiz

El 3 de abril un rumor corrió por la red y algunos medios digitales venezolanos. El empresario judío-venezolano, con nacionalidad estadounidense, Moris Beracha había sido detenido en Miami por el FBI.

La razón. Supuestos vínculos con el banquero venezolano y asesor de PDV-USA, Francisco Illaramendi, propietario de las firmas de inversión MK Capital y Highview Point Patners, las cuales fueron utilizadas en un esquema Ponzi para apropiarse de dinero de los inversionistas, entre ellos de recursos del fondo de pensiones de jubilados y trabajadores de Pdvsa.

Mientras en la red volaba la información al ritmo de la metralla de las teclas, Beracha se encontraba en Nueva York, según informó el empresario horas después de la publicación de los primeros tweets. El 4 de abril confirmaría al periodista estadounidense Steven Bondzi ( ver http://settysoutham.wordpress.com) que jamás había tenido ningún contacto con el FBI o la Securitties and Exchange Comission (SEC), además aclaró que su única relación con Illaramendi era profesional.

Coincidencias

Una fuente muy cercana al empresario, quien prefirió mantener oculta su identidad, comentó que Beracha nunca fue amigo de Illaramendi, aunque ambos son asesores financieros y con muchos contactos con miembros del Ejecutivo nacional.

Como todos los banqueros y asesores financieros venezolanos, Beracha, fundador de las firmas de inversión Westfalia Investments y Fractal Fund Management Group, así como presidente de la compañía de telecomunicaciones Celistics Holdings Group, sabía que Illaramendi era el dueño de Michael Kenwood Group y que manejaba fondos de inversión de alta rentabilidad que operaban con papeles venezolanos.

“Beracha, junto a su socio Luis Otero, realizaron una negociación con un producto específico manejado por Illaramendi. Adquirieron papeles del Credit Suiss respaldados por notas estructuradas venezolanas, las cuales Illaramendi había comprado a bajo precio a la banca de Venezuela”, dijo la fuente.

Hasta enero de este año Illaramendi había pagado a tiempo a Beracha.

El 14 de ese mes salió publicada la información de la investigación de la SEC a Michael Keenwood Group por el desvío de $50 millones de dos de los fondos.

A principios de marzo, cuando se conoció que Illaramendi había montado un esquema Ponzi y que buena parte de los documentos que presentaba eran falsos, perdieron todo el contacto”, señaló el informante.

Tras lo ocurrido, el empresario de origen judio de 51 años, cuyo padre fundó la empresa Cartones del Caribe, inició gestiones para demandar a Illaramendi.

Pero ese 3 de abril no fue la primera vez en que Moris Beracha se vio involucrado en denuncias por sus amistades y operaciones financieras. En noviembre de 2009, en plena minicrisis bancaria, el diputado de Podemos, Ismael García, lo acusó por su participación junto al exministro de Finanzas y hoy gobernador de Aragua, Rafael Isea, en la colocación a dedo de las notas estructuradas.

El empresario, ex yerno de José María Nogueroles, presidente del Banco Nacional de Crédito, no oculta a nadie su papel como asesor de Isea durante 2007 y 2008, como tampoco teme en decir que gracias a esa operacion, en 2007 el precio del dólar paralelo bajó de BsF 5,5 a 3,5 aproximadamente.

Actualmente, Beracha sigue en Nueva York. Desde allí opera su negocio de telecomunicaciones que le ha permitido dividendos de mil millones al año. Quienes lo conocen, dicen que prefiere mantener bajo perfil.

Otro examigo

En los noventa, Beracha fue socio de Guillermo Clamens en la firma Wesftalia, relación que no terminó en los mejores términos. En 2009, Clamens fue acusado en EEUU de apropiarse de $200 millones de dólares de Citgo utilizando el esquema Ponzi”.

Y ahora abundan sobre el maestro de Isea en eso de los bonos,

Al Bercha lo esta buscando mas de uno. este es otro caso contra el en USA,

Carney v. Beracha et al

Share |

Plaintiff: John J. Carney
Defendants: Moris Beracha, 4A Star Corp., Bradleyville Ltd., Brave Spirit Ltd., Dobson Management Corp., East Coast Consultant Corp., Fractal Fund Management Ltd., Fractal Factoring Fund, Fractal L Holding Ltd., Fractal P Holding Ltd., Fractal Factoring II, Hermitage Consultants Inc., La Signoria Assets Corp., Netvalue Strategy, S.A., Northwestern International, Ltd., Rowberrow Trading Corp. and Sunny Services Corp.
Case Number: 3:2012cv00180
Filed: February 3, 2012
Court: Connecticut District Court
Office: New Haven Office
County: Fairfield
Nature of Suit: Other Statutes – Securities/Commodities/Exchanges
Cause: 28:754 Receiver of Property in Different Districts
Jurisdiction: Federal Question
Jury Demanded By: “

 

 

 

Comentarios: